Pollo con salsa de cacahuete

Carne
  • 31 de Enero 2014

titulo

Tenía por casa un bote de mantequilla de cacahuete que compré para probar. Está buena, pero es algo que solo, a secas, no hay dios quien se lo coma. Así que decidí darle salida inventando alguna salsa para acompañar unas pechugas de pollo -algo así como una versión rápida, simplificada y casera de la salsa Satay-. La receta ha resultado ser de lo más fácil y sabrosa, perfecta para “alegrar” unas pechugas de pollo acompañadas de arroz largo.

Cortar las pechugas de pollo en dados medianos. Salpimentar y freír, no demasiado, solo hasta que el pollo se tueste un poco por fuera. Reservar en un plato.

El siguiente paso es sofreír la cebolla. Podemos rallarla o bien cortarla en daditos pequeños. Añadir también el ajo laminado fino. Cuando la cebolla tome un color dorado, echar un chorrito de brandy. Dejamos un par de minutos o tres para que se evapore el alcohol y añadimos entonces las cucharadas soperas de manteca de cacahuete y un vaso de agua y removemos. Salamos (no demasiado, ya que la manteca de cacahuete lleva sal y después echaremos también soja). Añadimos también el zumo de medio limón, la cucharada de azúcar moreno y un chorrito de salsa de soja. Removemos y por último echamos el pollo y dejamos que se cocine durante unos 5-10 minutos, para que se integren bien todos los sabores. Servir acompañado de arroz largo.
 

Deja tu comentario